Afronta los miedos y alza tu mirada

Aunque tengas miedo, alza tu mirada

Miedo, motivación, resiliencia, coaching, objetivos, metas, sueños, Yolanda Morales

«Aprendí que el coraje no era la ausencia del miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo».

Nelson Mandela. 

No te rindas, no dejes que la apatía se adueñe de tu ser, no dejes de creer jamás en ti. Por mucho que te digan que no puedes, por mucho que tus creencias te machaquen y lleguen a empequeñecerte. Que nada ni nadie te haga dudar de tus propias capacidades. No te rindas.

Levanta tu cabeza bien alta y ve a por tu sueños. No dejes que el miedo te haga bajar tu mirada Clic para tuitear

La vida puede ponerte barreras, pero tu misión es sobrepasarlas, al igual que hace un corredor de obstáculos cualquiera. Aunque tropieces o caigas, tu único objetivo es llegar a la meta y seguir avanzando.

Mira hacia delante teniendo claro donde te diriges. Deja de meterte en el mundo del «no puedo» que no te lleva más que a hundirte un poco más. Y cuando la voz chillona del miedo se instale en tu mente, ten presente tu objetivo. Cuando la duda aparezca y sientas que tu mente divaga sin saber muy bien donde ir, ten presente tu objetivo. Cuando sientas que la apatía y la desgana se han pegado a tu cuerpo, ten presente tu objetivo.

¿Qué harías si no tuvieras miedo?

¿Cómo sería tu vida si el miedo no te paralizara? ¿Dónde estarías? ¿Con quién vivirías? ¿A qué te dedicarías? ¿Qué harías con tu vida si de verdad te atrevieras a tomar las riendas?

Te guste o no reconocerlo, tú y sólo tú eres responsable de la realidad en la que te encuentras. Tú eliges si ocupas la posición de víctima o si por el contrario asumes la responsabilidad de tu vida ejerciendo tu propia libertad. Ten en cuenta que cada vez que te quejas y acusas de tu infelicidad a cualquier circunstancia externa, niegas tu poder personal y olvidas tu capacidad creadora.

Tú decides si el motor de tu vida es el amor o es el miedo, si vas hacia donde deseas o si por el contrario, huyes de donde te encuentras. Puede que ni siquiera seas consciente de como los barrotes de la cárcel del miedo limitan tu libertad. Sin embargo, si lo deseas, ahora es el momento de ser libre, de moverte hacia donde realmente deseas para tomar con decisión el timón de tu vida.

Ten claro que eres un ganador, así que no vivas como si fueras un perdedor Clic para tuitear

Mira más allá de tu propio miedo

Atrévete a soñar y a establecer metas que te empujen a caminar, dale la mano a tu miedo y camina. ¿Sabes? la vida no es más que ahora, la vida no va a esperar a que decidas despertar, la vida pasa y tú irás pasando con ella, la vida no entiende de miedos ni de dudas.

La vida te empuja abriéndose camino, un buen día apareces y otro te marcharás sin más. Esa es la vida, tú decides que huella vas a ir dejando en el trayecto de tu existir. Tú decides si te agachas o si te levantas para caminar hacia donde deseas con valentía.

Te propongo ahora mismo que te detentas unos instantes, que cierres los ojos y sientas tu respiración. Luego pregúntate ¿para qué estoy vivo? Cuando lo tengas claro, escríbelo y reconoce todas esas razones que te empujan a exprimir tu ahora. Después levántate, alza tu mirada y simplemente camina. 

Coaching para afrontar tus miedos

Como bien sabes, el miedo no es más que una emoción adaptativa que te avisa de que algo para ti supone un peligro. Hace que te instales en esa zona de confort que consideras segura, pero que al mismo tiempo puede llegar a paralizarte, disminuyendo tu creatividad y por tanto, tu propia autoestima.

El miedo es también el gran antídoto de los sueños, ya que al anticiparte a todos los peligros futuros que pueden ocurrirte, hace que no te atrevas a ilusionarte y que no te muevas para hacer realidad aquello que deseas.

A través de la metodología del Coaching lograrás por tanto, darte permiso para aprender a gestionar tus propios miedos. Te entrenarás en la escucha de la útil información que te trasmiten a partir de la toma de conciencia e identificación de los mismos.

Mientras más huyes del fantasma del miedo, más grande se hace. Clic para tuitear

Para hacer frente al miedo es necesario que te des permiso para reconocerlo, que no huyas de la información que te aporta y que converses con él. Una vez que tomes conciencia del miedo, podrás escuchar la historia que está detrás del mismo y que te muestra un mundo por descubrir.

El miedo te suele avisar de que existen recursos que crees no poseer para hacer frente a una determinada situación. En ese momento, es clave descubrir todas las fortalezas y aprendizajes que ya posees ante circunstancias similares. Y desde ahí, atrevete a soñar y establece un plan de acción motivador que lleve consigo la gestión de los talentos que ya posees.



Te invito a tomar las riendas de tu vida y a que te levantes para tomar conciencia de su propia libertad. Comienza a dialogar con tus propios miedos y descubre todo lo que hay frente a ti. 

 

¡Comparte esta entrada!

26 Comments

  1. Macarena Velasco dice:

    ¿Y por que no? ¿Por qué no vivir? ¿Tenemos algo más importante que hacer? Este es el comentario que me sugiere el texto de Yolanda, sus alegaciones para invitarnos a ser nosotros mismos, a apuntaros al coaching si lo necesitamos pero, en todo caso, a no dejarlo, a no dejarnos. Luego hay algo bueno que puedo añadir, y es conocerla y disfrutar de su sonrisa. Me apunto.

    • Gracias Macarena por tu comentario. Totalmente de acuerdo contigo en la importancia de no dejarnos y sobre todo en el valor de ser nosotras mismas. Gracias a ti por tu presencia, sin duda un placer conocerte.

    • Belen dice:

      Muy bueno Yolanda. Es cierto, el miedo nos paraliza, tenemos que aprender a mirar el miedo de frente.

      • Gracias Belén por tu aportación. Estoy de acuerdo contigo en la importancia de aprender a mirar nuestro miedo de frente. Sólo cuando nos enfrentamos a nuestros miedos estos se vuelven más débiles y comienzan a darnos menos miedo.

  2. Yanire dice:

    Una de las cosas que he aprendido y me ha ayudado es además de identificar el miedo es aceptarlo y cuando se acepta entonces eres capaz de seguir adelante. Muy bueno tu post! Me encanta!!!

    • Gracias Yanire por tu aportación. Sin duda el camino de la aceptación es el camino de la reconciliación con la propia vida y con todo aquello que ya somos. Aceptar nuestros miedos ¡qué gran camino!

  3. Maribel Melero Campos dice:

    Gracias por tu post, Yolanda! A mí me ha llegado mucho la idea de «darle la mano» a nuestros miedos, para mí es aceptarlo y tenerlo de nuestro lado, no luchar contra él, al contrario, tratarlo con cariño, comprenderlo y reconocer que tiene un sentido en nuestra vida. Y a partir de ahí, aliarnos con él, caminar juntos y permitirnos vivir plenamente. Un abracitooo

  4. Totalmente de acuerdo contigo, yo me he planteado como propósitos para el año que viene los objetivos que si o si quiero cumplir verdaderamente porque ansío conseguirlos y ahora mismo son mis sueños. Así que no tenemos que tener miedo de ir a por ellos, de luchar y vencer, porque si de verdad queremos algo nadie nos lo dará, solo nosotros mismos. Besos.

    • Por supuesto Carmen, que el miedo nunca nos impida ir hacia nuestros objetivos. Atrevernos a soñar es la clave para descubrir nuestro propósito y para salir adelante, así que te animo a ir a por tus propósitos. Un abrazote

  5. Emma dice:

    Wow que lindo! Es tus post siempre se encuentran palabras de aliento, esas que nos motivan a seguir y no rendirnos que nos hacen reflexionar en los je estamos haciendo y sobre todo que nos inspiran a ser mejor y a cambiar por nosotros mismos. Gracias por compartir

    • Gracias Emma, un placer saber que puedes encontrar motivación en estas líneas, para mí son un auténtico regalo tus palabras. Lo cierto es que atrevernos a soñar es la clave para que el miedo no gane la batalla y para que así podamos tomar las riendas de nuestras vidas. Un abrazote.

  6. Susie Rodena dice:

    Este artículo me viene como anillo al dedo. Llevo un par de meses bastante desmotivada con todo por problemas de salud. De hecho, llevo sin trabajar en el blog ese mismo tiempo. Aunque, gracias a Dios tenía posts programados para todas estas fechas. Aún así no logro reponerme. Y no es que me vaya mal, al contrario. Es que a veces uno entra en ese estado donde piensas que no avanzas. Donde tienes mil proyectos y siempre una cosa u otra se interponen en el camino. Como bien dices, hay que levantar la cabeza y seguir luchando por nuestros sueños. Un post bastante inspirador. Saludos.

    • Bueno Susie, ya sabes que todo pasa y que por supuesto ese estado de desmotivación también va a pasar. Puede que ahora toque cuidarse, pero aún así puedes seguir soñando y creyendo en ti. Cuando venga el miedo y parezca que no tienes fuerzas, tan sólo es cuestión de aceptarlo, de amarte tal cual te encuentres en ese momento. Ya sabes que todo pasa, así que mucho ánimo y a creer en ti y en todas tus capacidades. Un abrazote

  7. Momovipro. dice:

    Yolanda que exquisito es leer tu blog, simplemente fantástico.
    Que genial es tu punto de vista en cuanto a salir de la zona de confort y enfrentar todo aquello que nos hace estancarnos y temer.

    • Gracias por tu comentario. Lo cierto es que salir de la zona de confort da miedo a veces, pero la vida no es más que una aventura que tan sólo ocurre una vez y como tal el único truco es atreverse a soñar y a vivir. Un abrazo

  8. karina dice:

    Hola!!
    Ahora llega el año nuevo, momento en el que nos permitimos parar y meditar. Decidir hacia dónde queremos ir. Y con valentía afrontar todos los retos que nos proponemos. Ojalá este año lo empecemos sin ningún miedo acechando que nos impida llegar a donde queremos. Besos!!

    • Claro Karina, ya sabes que es tan sólo cuestión de darle la mano a nuestro miedo con ternura y disponernos a seguir caminando hacia nuestros sueños. Adelante, ahora es el momento de tomar las riendas de tu vida. Un abrazo

  9. Vanesa dice:

    Hola guapa, tal y como te he comentado antes soy una soñadora y no dejo que los miedos se interpongan entre las cosas que quiero hacer, de todas formas miedos como tal no tengo muchos y los que tengo están más bien relacionados con temas de salud que con cualquier otro aspecto así que si quiero algo suelo trabajar para lograrlo, sin dejar de soñar pero también siempre con los pies en el suelo. Muakss

    • Claro que si Vanesa, ser una soñadora no está reñido con tener los pies bien plantados en la tierra, así que ya lo sabes que ante el miedo tan sólo hay que alzar la mirada y volver a tener claro nuestros sueños. Un abrazo

  10. María Sánchez Fabián dice:

    ¡Hola! Me ha encantado tu entrada porque es de gran ayuda para las personas que tienen miedos… Yo siempre intento dejar los miedos a un lado y atreverme a realizar aquello que deseo porque con miedo no vamos a ningún lado. Ese taller tiene que ser increíble, donde se imparte? Saludos.

    • Hola María, el Taller de Coaching «Atrévete a soñar», lo imparto en Sevilla en dos ediciones, durante el primer semestre del 2018. Puedes ver la programación en mi agenda o accediendo al curso directamente.
      Por cierto, totalmente de acuerdo contigo en que los miedos es necesario dejarlos a un lado muchas veces y así ir a por nuestros sueños.
      Un abrazo

  11. Rebecaml dice:

    Un post muy motivadir! A veces el pesimismo se quiere apoderar de mi persona, pero no me dejo avasallar porque los problemas nunca resultan tan grandes como pensamos, he fisfrutafo mucho de tu post!

    • Gracias por tu comentario. Para mí es un placer saber que lo has disfrutado y si te ayuda a alzar tu mirada aunque tengas miedo para así poder soñar, por mí será maravilloso. Un abrazo

  12. Kenny Acosta dice:

    Hola, guapa! Me ha gustado mucho el post, a mi me ha puesto a reflexionar mucho ya que aveces me lleno de miedo y no hago las cosas que me gustan, Pero por lo que nos dices tengo que aceptarlos y aprender de ellos como quien dice tenerlo Como amigos, y tratar de reconocer que son parte de nuestra vida. Mucho gracias por este post me ha ayudado mucho. Bss

    • Gracias Kenny por tu comentario. Lo cierto es que la manera más acertada de gestionar una emoción como es el miedo es precisamente desde el diálogo ya que cuando huimos el miedo no hace más que crecer. Así que ya lo sabes, no te rindas si en algún momento las dudas o el miedo te asaltan, confía en ti, no te rindas y ten claro lo que quieres en la vida. Atrévete a soñar y construye la vida que deseas, teniendo clara tu meta en todo momento.
      Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *