Mi gran amor

«El amor es una cura milagrosa. Amarnos a nosotros mismos hace milagros en nuestras vidas».

Louise L. Hay.

Tengo ganas de creer en mí
de enamorarme hasta de mi sombra,
de tener mariposas en el estómago
y de quererme aunque me vuelva loca.

Tengo ganas de tener ganas
y de no dejar de amarme
porque de tanto huir de mí,
mi amor se ha vuelto un cobarde.

Tengo ganas de dejar atrás
la pesada tristeza de mi alma,
que me hunde en la soledad del vacío,
que me grita para que no le dé la espalda. 

Y es que quiero aprender a amarme, 
de verdad y sin condiciones,
encontrarme desnuda, tal y como soy, 
dejando a un lado todos mis roídos ropajes.

Tengo ganas de quererme
para empezar a ser mi propio centro,
porque me cansé de ser un personaje de reparto,
en el guión de mi propio cuento.



Te invito a que te enamores de quien realmente eres, que dejes de mendigar el amor de cualquier persona y que en su lugar comiences a sentir el más puro amor que es precisamente el amor a tu propio ser. 

 

¡Comparte esta entrada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *