El misterioso mundo de las relaciones de pareja

El misterioso mundo de las relaciones de pareja. Yolanda Morales Pereira

Amor, Ansiedad, Darse cuenta, Dependencia, Enamoramiento, Felicidad, Libertad, Miedo, Pareja, Realidad, Relaciones Conscientes, Relaciones de pareja, Responsabilidad, Soledad, Toma de conciencia, Tomar las riendas de la vida

«En cualquier relación de pareja que tengas, no te merece quien no te ame, y menos aún, quien te lastime. Y si alguien te hiere reiteradamente sin mala intención, puede que te merezca pero no te conviene».
Walter Riso

Un buen día te encuentras con alguien que al igual que tú, va cargando en su mochila con el desasosiego del miedo a la soledad. Preso de tus fantasmas te aferras a otro ser, como si de tu único salvavidas se tratara. Corriendo el peligro de agarrarte tan fuerte que puedes incluso llegar a asfixiarte. 

Decides que tu corazón vacío se llene lanzándose a la aventura del amor, esperando que alguien complemente lo que tú no encuentras en ti. Y aunque dices que estás dispuesto a formar una pareja, lo cierto es que lo haces es confundirte porque no puedes soportar esa soledad que te acompaña. 

Puede que en alguna ocasión hayas iniciado una relación desde la más angustiosa de las dependencias. Porque no sabías estar solo, o porque para ti la soledad era como un agujero negro que sentías que te atrapaba.

Existen relaciones que son como océanos de incertidumbres que impiden reconocer la propia libertad. Clic para tuitear

 

Y por amor te olvidas respirar y te crees feliz, aunque para ello te encierres en una jaula y te tengas que arrancar las alas. Por “amor” pretendes ser libre viendo el mundo tras los barrotes de una cárcel idealizada. Entre las rejas en las que quieres pensar que es posible vivir esa falsa sensación de amar en libertad.

En ese falso amor te conviertes en otra persona que se olvida de quien fue en alguna ocasión. Ya no recuerdas ni cuáles eran tus gustos al ir borrando tu propia imagen convirtiéndote en alguien que ya no reconoces.

 

El peligro de formar una pareja inconsciente

Te encuentras cada vez más preso en la cárcel de esa pareja sin conciencia que has creado. Te mientes mientras afirmas que el amor es así; que es algo difícil y que requiere de muchísimo sacrificio. Te machacas imponiéndote la idea de que lo importante es darlo todo por la persona propietaria de la cárcel de tu relación. 

Y dejas la vida en manos de alguien que tan sólo quería una mano compañera. Alguien que jamás quiso verse obligado a asumir la responsabilidad de la prisión de un corazón falsamente enamorado.

Te olvidas de ti mismo cayendo presa de una dependencia atroz, donde el amor ya no es amor. Por miedo a esa soledad que se clava en tu corazón, caes preso de la ansiedad y la angustia. Quieres respirar, pero ya ni siquiera recuerdas si tenías la capacidad de poder tomar aire. 

Llegados a ese punto es necesario que tomes conciencia de dónde te encuentras y hacía donde puedes llegar si continúas como hasta el momento.

No dejes que el miedo a la soledad te encadene a un falso amor que tan sólo existe en las entelequias de tu mente Clic para tuitear

El camino de la pareja consciente

Te propongo los siguientes pasos para que aprendas a disfrutar de una relación de pareja consciente:  

1. Párate cuando te sientas encerrado en el laberinto de la inconsciencia de una relación a la que no encuentras sentido. En ese momento el único camino es darse cuenta para ver donde te encuentras en realidad. Puede que entonces comprendas que has dejado de ser el dueño de tu vida, dejándola en manos de quien ni siquiera era capaz de dirigir la suya propia.

2. Una vez que entiendas donde estás, hace falta que tomes un punto de referencia para que reconozcas tu propia libertad. Podrías contar con la ayuda de una guía que se convierta en ese faro que te ilumine mientras estés perdido. 

3. Cuando descubras tu luz, es preciso que traces la trayectoria para que tu velero pueda comenzar a navegar. Recuerda llevar siempre el timón con firmeza porque sólo tú eres quien puede que tomar las riendas de tu vida. Pase lo que pase, tienes que tener cuál es el rumbo de tu propia libertad.

4. Al llegar a tu destino, es inevitable recordar de dónde vienes, reconocer la ruta que has surcado. Ello te ayudará a que no vuelvas a perderte; y sobre todo, aprenderás a que el miedo a la soledad no puede ser quien te una a alguien.  

No dejes que nadie cargue con la responsabilidad de amarte cuando ni siquiera te has dado la oportunidad de amarte tú primero Clic para tuitear



Te invito a que tengas presente que solo dos personas libres que saben disfrutar de su propia soledad, pueden realmente acompañarse para crear una relación consciente. Que sólo así es posible construir una relación de pareja desde el amor verdadero, sin miedo a perderse en un falso amor que puede llegar a destruirte. 

 

¡Comparte esta entrada!

14 Comments

  1. Buenos consejos, el amor, no tiene que doler. El amor es compartir, dar y recibir en la misma medida. Siempre que te des cuenta que no tienes un amor de ese tipo, nunca es tarde para respirar hondo y marcar otras metas. Un saludo.

    • Estoy totalmente de acuerdo en que el amor es compartir y por supuesto dar y recibir con equilibro, pero sólo puede dar quien tiene, así que por ello es imprescindible no buscar en la otra persona nuestras carencias sino aportar desde lo completo de nuestro ser. Muchas gracias por tu comentario.

  2. Mi meta, tu salud. Carolina dice:

    ¡Hola!
    Soy de las que piensa que las relaciones que empiezan por una dependencia, o por el miedo a estar solos, están destinadas al fracaso, y no solo eso, además son las que pueden a llegar a hacernos más daño, o como bien dices en tu artículos, puede llegar a destruirnos.
    Supongo que el hecho de que nos hayan hecho creer que existe esa media naranja que nos va a complementar, nos empuja a buscarla sin tener en cuenta que no, no somos la mitad de nada, todos somos seres completos y que el amor es compartir, es andar hacía una misma dirección.
    Genial post.
    Besotes

    • Pienso como tú Carolina, en que nadie es la mitad de nadie y que por tanto ya somos seres completos. Y que sólo desde lo completo podemos compartir y encontrarnos sin dependencias, sino desde el compartir de nuestros corazones. Un placer que te haya gustado. Un abrazo

  3. Soulmate dice:

    La verdad que es un tema que hay que tener muy presente ya que mucha gente se obsersiona por las parejas y si como si esas parejas fueran lo unico que llenaran sus vidas. Muy buena diferenciacion entre ambos «tipos» y es un post muy a tenerlo en cuenta. Ya que este punto de vista es muy necesario en la socediad en la que vivimos y todo lo que nos han querdi inculcar desde peques

    • Por supuesto, es importante inculcar a los peques que no necesitan a nadie para sentirse completos sino que cada uno ya es alguien perfecto a quien poder amar. Desde ahí podemos encontrarnos con otras personas con las que compartir, eso es lo bello de las relaciones conscientes y de amor. Gracias por tu comentario.

  4. La dependencia nunca fue buena y menos en el amor, uno tiene que ser libre de amar y dejar libertad y espacio, pues todos tenemos nuestros momentos. En estos tiempos que corren es necesario inculcar la libertad a los mas pequeños, has hecho una buena descripción diferenciando los distintos tipos. Luchemos por la libertad de amar y ser amados. Un saludo.

    • Cierto que las dependencias no son buenas, porque desde luego el amor tiene poco que ver con esa dependencia que nos hace sentirnos atados y donde nuestra libertad está encarcelada. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay que inculcar a los más pequeños la importancia de amar desde la libertad y el respeto, porque sólo desde ahí podrá crearse un verdadero amor. Muchas gracias por tu reflexión que me ha encantado. Un abrazo

  5. Resi dice:

    Hola guapa, pues es cierto que uno no puede empezar una relacion uniendose a alguien solo por el miedo a estar solo, esta muy bien la diferenciacion que has hecho entre los dos estilos o tipos de pareja, es cuestion de que nos preguntemos que es lo que nos mueve y lo que nos une! besos

    • Hola Resi, estoy contigo en que no podemos unirnos a nadie por miedo a la soledad porque eso nos hace ser dependientes y dejar de valorar lo que somos. Nada ni nadie puede hacernos seres completos cuando sentimos que nos falta algún pedazo que necesitamos que alguien nos aporte. Un abrazo.

  6. Excelentes observaciones. Sé muy bien que escoger una pareja incluso amigos por miedo de estar solo es en el peor de los casos un peligro. Lamentablemente hay personas que huelen y se aprovechan de alguien que se siente solitario. Hay que aprender que estar solos no esta mal y no es para desesperarse. El buen amor y los amigos siempre tocan la puerta, hay que esperarlos 🙂

    • ¡Por supuesto que si! La soledad no tiene que verse como un castigo sino como una oportunidad de encontrarnos con nosotros mismos para así poder encontrarnos con personas con las que sea posible compartir desde el amor y la libertad. Como bien dices «el buen amor y los amigos siempre tocan la puerta!
      Un abrazo y gracias por estar ahí

  7. La pareja consciente es l amejir opción de pareja.una pareja que suma, que avanza, que transforma, que está liberada del miedo.
    Muy buen articulo

    • La pareja consciente, como bien dices Pilar, es aquella que camina juntos y que por supuesto lo hacen libres del miedo, porque ya sabemos que donde hay miedo no puede existir amor. Un placer Pilar contar con tus aportaciones. Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *