Navegar a contracorriente

» Sólo los peces muertos nadan a favor de la corriente».

Anónimo

En el barco de las fantasías

en el que soñaba despierta,

navegué por horas inciertas,

intentando surcar el húmedo desierto,

mientras me sujetaba a un iceberg que se derretía.

 

Luché contra feroces tempestades,

ahogándome en mares que aullaban revueltos,

abrazándome a molinos de viento

que dulcemente despedazaban mis entrañas,

y machacaban a besos mis frágiles verdades.

 

Aunque en mi viajar hubo mil batallas

logré afanarme para someter al enemigo,

cuando me recordaba que no llegaría a buen puerto,

por mucho que sujetara el timón de mi navío,

porque según él, la hora de ruta ya estaba marcada.

 

Y a pesar de los pesares fui valiente

y seguí enfrentándome a los contratiempos,

para zarpar lejos capitaneando mis quimeras,

porque por mucho que los adversarios se impusieran,

siempre me atreví a viajar contracorriente.



Te invito a que no tengas miedo a ser tú mismo, a que te detengas en descubrir cuales son los valores y creencias que dan forma a tu identidad, y desde ahí que te lances a surcar los océanos con la conciencia de ser quien realmente eres. 

 

¡Comparte esta entrada!

25 Comments

  1. Hola, Yolanda! Me encanta tu mensaje y más con lo delicado que detallas cada parte, sobretodo el no tener miedo, suena tan fácil pero, paraliza en ocaciones nadamos con la corriente por desconocimiento propio de nosotros y que somos capaces de ser o hacer. Yo también experimento ir en contra de la corriente y hasta ahora la diferencia no ha sido significativa ya que, aún con miedo voy y me pasa hasta mejor o más práctico. Mi imaginé tu escrito estampado en un cuadro y verlo. ¡Excelente, gracias!

    • Un placer Nadia que te haya gustado el mensaje, supongo que en algún momento de nuestras vidas hemos sentido esa sensación de ir contracorriente, sobre todo cuando comenzamos a tomar las riendas de nuestras vidas y realmente decidimos qué es lo que nos hace felices. Gracias por participar. Un abrazo

  2. Hola Yolanda 🙂

    Me encantó esta prosa de ser valiente. Enfrentarse a los miedos y derrotar los pormenores que surjan en el camino es algo que tenemos que aprender a hacer con valentía. Si derrotamos y superamos las rocas en el camino podremos vivir nuestra vida en plena libertad.

    • Muchas gracias, para mí es un regalo que te guste y que la sientas como esa prosa que te invita a ser valiente y a emprender el camino de la vida desde la libertad que reside en cada uno de nosotros. Un placer contar con tu participación. Besos.

  3. Virginia dice:

    Hola Yolanda.
    Hace falta ser valiente para conseguir la libertad si es eso lo que ansiamos y librar » feroces tempestades, ahogándome en mares que aullaban revueltos,abrazándome a molinos de viento»
    Cuando definimos nuestros valores ellos serán la brújula y el faro en nuestro mar revuelto.
    Un abrazo
    Virginia

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo Virginia, cuando tenemos claro nuestro propósito y aquellos valores que nos mueven y nos dan sentido en la vida, ya no queda otra que lanzarnos a la aventura de tomar las riendas y desde luego hacerlo con valentía y asumiendo el poder que nos da reconocer nuestra libertad. Gracias por tu aportación.

  4. Hola!
    Yo creo que de eso se trata ser valiente, de no rendirse y seguir navegando por mas dificultades que se presenten, estuvo genial tu mensaje y la forma en que lo plasmas con tanta convicción, me hizo sentir un poco valiente a mi también!
    Saludos!

    • Por supuesto que sí Alexandra, yo al igual que tú creo que la vida es una cuestión de valentía, de no rendirnos y de seguir adelante para llegar a alcanzar esos sueños en los que creemos, para ello sólo hace falta asumir la capacidad que tenemos de ser libres y desde luego de ponernos en acción para tomar las riendas de nuestras vidas. Muchas gracias.

  5. Jessica dice:

    Así es la vida, hay que ir contracorriente para sobrellevarla y para hacer la diferencia. Me gustó mucho este escrito es bien bonito.

    • Claro Jessica, yo creo que la magia de la vida está precisamente en no dejarnos llevar por la marea sin decisión, sino en saber ir a donde deseamos aunque eso a veces suponga tener que navegar contracorriente. Porque al fin y al cabo la vida es sólo una y si no es ahora ¿cuándo vamos a vivirla?

  6. resi dice:

    Hola guapa, primero de todo ya me ha impactado el anonimo, lo de los peces muertos, es de esas frases que van a permanecer en mi memoria y despues, no he podido disfrutar mas del escrito, esta escrito para mi en estos momentos y asi lo he sentido! me lo voy a guardar tambien porque creo que es cuestion de ir leyendolo de vez en cuando! gracias! besos

    • Cierto Resi, a mí es una frase que me encanta y es que estoy convencida en que sólo los peces muertos van a favor de la corriente. Quien no tiene claro lo que quiere, quien no sueña, quien no se propone metas y por tanto no tiene un propósito esa persona se puede permitir el lujo de ir a favor de la corriente porque seguro que no tiene más que hacer que dejarse llevar. Pero quien es consciente de su libertad y de la capacidad de tomar las riendas de su vida, esa persona puede ir a contracorriente o como desee. Gracias y un abrazote

  7. Urbanandmom dice:

    Sencillo pero a la vez tan difícil enfrentarse a los miedos que albergamos cada uno dentro de nosotros. Tenemos que luchar contra la corriente, contra los elementos contra contra el temporal. Pero como dices solo no luchan los que han muerto, física o mentalmente.

    • Bueno, al fin y al cabo los miedos no son más que emociones que nos aportan mensajes. El miedo nos avisa de que hay algo ya sea en el exterior o en nuestro propio interior que consideramos como un peligro, así que lo único que tenemos que aprender es a dialogar con nuestros miedos, escuchar lo que nos tienen que decir y luego ponernos en acción y asumir el poder que tenemos de crear nuestras vidas. Adelante, vamos a por nuestros sueños. Un par de besos

  8. Una prosa muy rica en despertar nuestro deseo de ser fuertes y valientes para afrontar los inconvenientes y sinsabores que nos pone la vida en nuestro camino. Me gustó mucho. Un saludo.

    • Un placer que te haya gustado Mar y sobre todo que haya despertado en ti el deseo de reconocer tu propia fortaleza y valentía. Seguro que puedes afrontar cualquier bache que vaya surgiendo en el camino, tan sólo hace falta tener claro tu propósito y seguir adelante. Gracias.

  9. Muy interesante tu lado creativo, Yolanda.

    Siempre he sido muy fan de las distintas formas de arte y el modo que tienen de transportarnos y descubrirnos posibilidades.

    La apostilla del final entronca mucho con el foco principal de mi trabajo: la identidad y el eterno redescubrimiento del relato que componemos con nuestras vidas. 🙂

    Te envío un fuerte abrazo y mi agradecimiento por tus aportes.

    • Gracias Sergio por tu agradecimiento y desde luego me quedo con el abrazote. Para mí expresarme es ir más allá de las formas y por tanto mostrar mi libertad de ser quien soy y hacerlo de múltiples formas, entre ellas una de mis preferidas es la poesía y en general la escritura, pero cualquier forma de dejar que mi creatividad fluya es una forma de sentirme libre y desde luego plena. Nos seguimos y estamos en contacto.

  10. Gabriela dice:

    Hola Yolanda! Excelente mensaje que nos das, la verdad que todos en este mundo debemos tener la libertad y valentía de vivir como queremos vivir, esa valentía debería ser usada para actuar a pesar de los miedos, cómo dice el dicho ¨No está muerto quien pelea¨ debemos pelear muchas veces a pesar de los miedos, del que dirán y de lo que es peor que todo de nuestros propios malos pensamientos.

    • Totalmente de acuerdo contigo en que la clave de vivir una vida con plenitud es hacerlo desde la libertad y la valentía, aunque eso a veces puede parecer que es ir contracorriente. Por suerte, aunque los miedos algunas veces aparecen, lo bello es aprender a dialogar con ellos para así atrevernos a tomar las riendas de la vida. Un abrazo y gracias por tu comentario.

  11. Wow!!! qué bonito y qué profundo el mensaje que nos dejas hoy.

    Gracias por compartir tu sabiduría de una manera diferente. La verdad expresarse de esta forma es todo un arte, al menos para mí que se me da fatal. Gracias por invitarnos a ser valientes cuando vamos contracorriente (que en esta vida nos ocurre en más de una ocasión), hay que seguir aunque muchas veces lo único que queremos hacer es parar y quedarnos quietos 🙂

    • Bueno Diana, por lo poco que te puedo conocer para mí eres todo un referente de valentía y de libertad, así que es un placer que te haya gustado mi poema. Aunque a veces parece que vayamos a contracorriente, lo cierto es que eso tan sólo lo hacen quienes son capaces de tomar las riendas de sus vidas porque eso de hacer lo que hacen los demás por no tomar conciencia de nuestros deseos me parece una auténtica estupidez. Un abrazote y estamos en contacto.

  12. Una forma muy bonita de ponernos en contexto, muchas veces nos toca ir contra los principios y deseos, a veces por darle gusto a otras personas y otras tantas por que no sabemos luchar contra nuestro propios miedos, ir contra la corriente es una forma de liberarnos, si nos equivocamos nos volvemos a levantar.

    • Por supuesto Amparo, equivocarnos no es más que una oportunidad de acertar y de encontrar otras soluciones que sean más coherentes con lo que realmente somos. Es una oportunidad para liberarnos de esas etiquetas con las que a veces nos confundimos y que no nos dejan ver más allá. Un placer contar con tu reflexión

  13. Eliana dice:

    Hola Yolanda, desde hace rato tenía pendiente leerte y ahora me sorprendo con un bellísimo poema con rimas tan exactas que me apasiono al leerlo. Soy una fiel creyente de la poesía y la magia que hace en nosotros al leerla, la vida es un mar inquieto y a la vez es un mar en calma, un mar bravío como describes en tu poema, y como todo mar, el oleaje y el color cambia de acuerdo a los años y a las prioridades. Me inspiro leyendo poesía y luego que leo una no puedo parar de leer más, gracias por este encuentro de palabras y por regalarnos arte hecho de letras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *