Toma conciencia de tus decisiones

«Las decisiones que tomamos nos transforman en lo que somos, constituyen la vida que elegimos. Y de esa forma somos lo que pensamos, lo que elegimos pensar y lo que elegimos hacer».
Erich Fromm

Puede que en algún momento te hayas preguntado: ¿Cómo he llegado a esta situación? ¿Qué ha pasado para estar dónde estoy?… Es como si de repente te hubieran dado un guantazo pero no hubieras visto de dónde venía.

A veces vas transitando desde la queja, de manera tan inconsciente que tiendes a culpabilizar a cualquier elemento que sea ajeno a ti. Y sí, hay ocasiones como las actuales, en las que la vida te sacude y te sientes aturdido e impotente.

Parece que todo se escapa a tu control, que eres una simple víctima de las circunstancias y que poco o nada puedes hacer. Esa situación hace que te sientas pequeño, e incluso derrotado, y que la ilusión se deshaga en el vacío de la nada.

Atrapado en la desgana

Quizás la peor situación que puedes llegar a vivir es ese momento en el que sientes que no puedes hacer nada. Que no eres más que un títere manejado por los designios de situaciones que te atrapan y que encarcelan tu voluntad. Pero en realidad, todo sigue estando en tus manos, porque al fin y al cabo sigues siendo el capitán de tu mente.

Las ideas que anidan en tu interior son las que están creando tu presente y la forma en que lo experimentas. Clic para tuitear

Te guste o no te guste, todo depende del lugar del escenario de tu vida hacia el que estás enfocando tu atención. Porque lo cierto es que tu voluntad no es más que ese espacio que se encuentra a oscuras y que conscientemente, puedes iluminar cuando lo desees. 

Ten presente, que hoy es un nuevo comienzo y que para ello, es necesario que te enfoques en lo que realmente deseas. No se trata de vivir a medias caminando de puntillas, sino de trascender a tus propios límites y de reconocer todos aquellos talentos que han quedado dormidos sin intención de despertar.

¿Y si volvieras a ilusionarte?

La ilusión te conecta directamente con esas emociones que te motivan hacia la consecución del fin que te propongas. Así que cuando tienes ganas y eres capaz de cambiar tu mirada, reconoces tu fuerza y tu energía.

Pero la ilusión no es algo que aparezca sin más, sino que hay que aprender a cultivarla, y desde luego, a renovarla. De nada sirve que te deslumbres con la novedad de lo que está por llegar, si luego no eres capaz de cuidarla con mimo y esmero para que siga acompañándote.

Hay muchas situaciones que causan tristeza, pero pocas como la muerte de la ilusión y la llegada de la desgana. Clic para tuitear

A medida que te das permiso para soñar, el motor de tu motivación hace que camines con seguridad, utilizando todos tus recursos para la consecución de tus objetivos. Pero cuando la ilusión se pierde, cuando dejas morir tus sueños, te ahogas en esa absurda zona de confort que te conduce a repetir, una y mil veces, un mismo día.

¿Cómo puedes cultivar tu ilusión?

Para no perderte en cualquier viaje que realices, necesitas tener claro qué hace que te sientas feliz y con qué vibras realmente. Por ello es un muy importante establecer tus prioridades y definir las metas del trayecto de la forma más franca y transparente posible. Así que organízate reconociendo todas las herramientas que ya posees y valorando cada uno de los pasos que das en el camino.

Y recuerda no sabotearte definiendo objetivos ambiguos o demasiado generales que ni tú mismo crees que puedes lograr. Valora los pasos que vas dando porque cada uno de ellos son necesarios en tu caminar, y ten presente por donde pisas sin perder de vista todo lo que te va regalando la vida en el trayecto.

Ten presente que el camino se va creando a tus pies y que cada paso que das está construyendo tu propia vida. Clic para tuitear

Escucha lo que tus emociones te expresan y si sientes que las ganas están flaqueando, párate y reflexiona sobre lo que sientes. Ya sabes que tu cuerpo y tu mente son sabios y que siempre te están dando pistas para vivir de manera consciente y coherente con tu ser. Puede que cuando sientas que tu motivación se está esfumando, que haya llegado el momento de detenerte para pensar, y como muy bien sabes, la escritura terapéutica puede ayudarte en esa comunicación con tu propia sabiduría interior.

Reconoce y valora el mago que eres

Estás ahí, dispuesto a iniciar un nuevo proyecto, con tus contradicciones y puede que también, en compañía de tus miedos. Pero sabes reconocerte como ese mago que dispone de los elementos adecuados para lograr el efecto que te has propuesto lograr.

Ahora ha llegado el momento de emprender un nuevo camino y de dejar a un lado esos límites que no te permitían avanzar. Es tiempo de ponerse en marcha, y para ello es imprescindible que definas muy bien tus objetivos y que establezcas un plan de acción que te motive y despierte tu creatividad.

Todo está ya en ti, eres capaz de crear magia en tu vida, de dar forma a cualquier idea que nazca de tus entrañas y en la que realmente creas. Ya sabes que puedes hacer milagros y que tan sólo es cuestión de proponértelo y de ir a por ello.

Acoge y abraza tu fortaleza y date permiso para brillar, para alcanzar el éxito en aquello que desees con ilusión. Ya está bien de vivir a medias. Ahora comienza una nueva etapa en la que necesitas mostrar todo lo que eres capaz de construir con las herramientas que tienes a tu disposición. Para ello precisas soltar la rigidez de las máscaras de tu ego, dejar a un lado ese juez interno que a veces te machaca tanto y abrazar de una vez para siempre tu propia libertad.

Quizás ahora es el momento de aprender a vivir sin etiquetas, o al menos de ser consciente de cómo identificarte con ellas no hace más que poner lindes al universo de tus posibilidades. Tu naturaleza es mucho más de lo que quieres creer para no tener que asumir la responsabilidad de tu poder creador. Asume tu potencial, confía en ti y date permiso para salir a la luz y dejar de vivir en la quimera de las sombras en las que te confundes y anulas.

Hoy es el primer día del resto de tu vida, así que déjate de excusas y lánzate a crear tu universo. Clic para tuitear

Ejercicio para tomar conciencia de tus decisiones

Aunque no quieras reconocerlo, eres el creador de tu vida porque eres el dueño de las decisiones que vas tomando a cada momento. Puede que sea más cómodo actuar con un niño pequeño que se deja llevar sin más y que luego pregunta se pregunta: ¿dónde estoy? Pero aunque no te guste asumirlo, siempre estás decidiendo, incluso hasta cuando decides no decidir y que otros lo hagan por ti.

La clave para tomar las riendas está en asumir la responsabilidad de las elecciones que llevas a cabo en tu día a día. Así que a partir de ahora, al menos durante unas semanas, dedícate unos minutos de tu jornada a tomar conciencia de las decisiones que has ido tomando, como has hecho tus elecciones, porqué y para qué lo has hecho y pon en valor las herramientas que has utilizado para construir tu realidad.

Ten presente de la gran cantidad de decisiones que vas tomando en tu devenir diario y reconócete como el arquitecto que tiene en su mesa de trabajo todas las opciones para dar forma a las ideas que rondan tu mente. Deja de ser un espectador de tu existencia y de plantearte “qué hubiera pasado si…”



Te invito a que asumas riesgos y que te pongas en acción con la seguridad de quien construye a partir de un plan elaborado en función de sus objetivos vitales. Ha llegado el momento de dejar a un lado las limitaciones porque la vida es ahora y ya no tiene sentido sentir postergando tus sueños.

¡Comparte esta entrada!

17 Comments

  1. Me he sentido muy identificada con tu blog. Ahora soy esa persona que toma decisiones. Cuando me equivoco las analizo y aprendo. Antes me preguntaba mucho cómo había llegado a la situación en la que estoy. No está mal la pregunta, pero para mí es más importante la de ahora dónde voy. Y poco a poco sigo mi camino siendo consciente y aprendiendo de mis decisiones.

    • Al final creo que el único camino para realmente reconocer nuestro poder personal y la capacidad creadora que tenemos es asumiendo nuestra responsabilidad para tomar las riendas de nuestras vidas asumiendo nuestras propias decisiones. Estoy contigo en que poco a poco iremos aprendiendo. Gracias por tu aportación.

  2. Hola, me gustó leerte y escucharte, las palabras de tu vídeo así como las imágenes transmiten mucha paz e invitan a despegarse de todo eso que no nos deja avanzar. Me gusta la frase El despertar del corazón por que pienso que todo pasa por ahí y es desde donde tenemos que despegar. Besos.

    • Muchas gracias por tu comentario, yo al igual que tú creo que la clave para asumir la responsabilidad de nuestras vidas está precisamente en ese despertar de nuestros corazones. Así que adelante y vamos a seguir pintando el lienzo de nuestras vidas. Un abrazo.

  3. Valentina dice:

    Hola, muy buen post, muy completo y motivador. Es cierto ya no debemos dar vueltas y vueltas en el pasado y más bien valorar cada paso que damos. La reflexión de video también me gustó :). ¡gracias!

    • Cierto Valentina, le damos tantas vueltas al pasado que a veces olvidamos sentir el presente y se nos va de las manos sin disfrutarlo. La clave sigo pensando que está en tomar conciencia y en asumir la responsabilidad que tenemos como los creadores de nuestras vidas. Un abrazo

  4. Hola!
    Me parece un texto interesante por lo positivo que resulta. El problema es que hay a veces que las palabras no son suficientes y que ir con el sé más optimista a veces viene regular. Lo dicho, un texto muy interesante.
    Un saludo
    ELEB

    • Por supuesto Laura que la palabra no es suficiente, lo importante son los hechos y dejar de darle vueltas y vueltas a las cosas para por fin tomar decisiones y ponerlas en acción. En ello estamos. Un abrazo

  5. Mi meta, tu salud. Carolina dice:

    ¡Hola!
    La verdad es que estoy contigo, y no sabes lo que me ha gustado leer este post.
    Cierto que hay sucesos en la vida que se nos escapan de las manos, pero tan cierto es eso como el hecho de estar en nuestras manos guiar nuestra vida.
    Como bien dices, la ilusión puede ser una de las mejores armas, junto a mi parecer con la esperanza, de poder lidiar con todas esas situaciones o momentos negativos que todos tenemos, sin olvidar que también los hay que son consecuencia de nuestros actos.
    Así que intentemos afrontar todo lo que nos vaya sucediendo, analicemoslo si es necesario, e intentemos también sacar lo bueno o ese trampolín para seguir a delante y brillar de nuevo.
    Lo dicho, una lectura muy grata e inspiradora.
    Besotes

    • Gracias Carolina por tu comentario, al igual que tú creo firmemente en que a pesar de los pesares, podemos seguir sacando a cada día algo bueno, algún aprendizaje que nos ayude a tomar conciencia y por tanto a tomar las riendas de nuestras vidas. Un abrazo.

  6. Marie dice:

    Comparto muchas cosas de las que comentas y siempre intento mantener la ilusión y no confirmarme, ya que creo que nunca debemos acomodarnos. Gracias por compartir, un abrazo

    • Claro que si Marie, lo de acomodarnos es como renunciar a nuestros sueños y dejar de vivir, eso es lo último, o al menos para mí. Vamos a por nuestros sueños y sobre todo vamos a tomar las riendas de la vida de una vez por todas. Gracias.

  7. Hola, siempre debemos tener ilusión por seguir avanzando y con ganas de descubrir nuevas cosas, no quedarnos en lo ya conocido por lo «fácil y cómodo que es». Debemos tomar decisiones y ser responsables nosotros mismos de ellas.

    un besote

    • Tienes toda la razón Eva, perder la ilusión es lo último y desde luego acomodarnos porque cuando lo hacemos nos estamos olvidando de vivir. Así que a tomar decisiones y a hacernos responsables, por supuesto que sí. Gracias.

  8. Hola Yolanda! Tú como siempre con temas tan interesantes. Me gusta mucho que pongas tantos tips para avanzar en este tema. Es cierto y me encanta que compartas el ejercicio, te lo agradezco mucho.
    Yo siento que a veces me falta esa ilusión y mas en estos tiempos. De pronto el desgano se quiere apoderar de mi y me frustra mucho mis planes.
    Pero es prioridad hacernos responsables y seguir adelante. Gracias querida.

    • Tienes razón Dessirée que son tiempo difíciles en los que el desgano puede apoderarse de nosotros. A mí me pasa y sobre todo ahora que no se sabe muy bien por donde va a ir el día a día, pero pase lo que pase, me niego a dejar que mis sueños se queden dormidos, así que pase lo que pase, hay que seguir adelante y hacerlos responsables de nuestras vidas como tú muy bien dices. Un abrazo

  9. Hola! Me he gustado mucho esta publicación, últimamente es muy fácil sentir que todo esta fuera de nuestro control, a mí me sucede mucho al no saber, o no tener la certeza de que nos depara este futuro tan incierto. Algunas veces dudo de mi misma y mis capacidades, pero quizás es momento de soñar otra vez y tomar las herramientas, muchas gracias por tus palabras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *